Adictos (drogas ilegales), LSD, éxtasis y alucinógenos

12345678910 (Ninguna valoración todavía)

El éxtasis es una de las drogas de diseño por excelencia. Fue sintetizada por vez primera por los laboratorios alemanes farmaceúticos Merck, uno de los gigantes a día de hoy. Fue utilizado por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial en un intento de mejorar el esfuerzo bélico de los soldados en las largas batallas. Con la derrota de los alemanes, este descubrimiento fue heredado por los aliados. Los Estados Unidos investigaron con este nuevo compuesto, también con fines militares. Investigaron en animales, dándose cuenta de que verdaderamente no proporcionaba los efectos deseados. Se dejó de indagar esta nueva droga. A pesar de ello las fórmulas seguían ahí, y al modo de fabricación podía acceder cualquiera con deseos de sintetizarla. En los años 60 el químico californiano Alexander Shulgin la sintetizó en su laboratorio, y la dejó en manos de los psicoterapeutas y consejeros matrimoniales de la zona. Pronto pasó a ser famosa por los terapeutas como “Empatia”. Los consejeros matrimoniales la proporcionaban a las parejas con el fin de que se sintieran más cercanas. Los sicólogos la proporcionaban para combatir las depresiones. Seis horas de terapia con esta nueva droga equivalían a 100 horas de terapia normal. La utilización del éxtasis dentro del ambiente clínico y de modo controlada no suponía ningún riesgo. El problema vendría cuando comenzó a popularizarse su uso con finalidad lúdica.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.