El paraíso perdido de Darwin

Charles Darwin fue un naturista inglés que publicó la Teoría de la Evolución en 1859. Esta teoría conmocionó a la sociedad del momento por negar la idea de que el hombre fuese el fruto de la creación divina, demostrando que éste había sufrido un largo proceso evolutivo hasta llegar a lo que es hoy en día. Por tanto, el hombre no sería una creación excepcional de Dios, sino el resultado de un proceso de adaptación que se había estado produciendo a lo largo de millones de años. Muchas de las observaciones que llevaron a Darwin a su nueva y sorprendente conclusión tuvieron lugar durante su largo viaje alrededor del mundo a bordo del Beagle, en un periplo que duró desde 1831 hasta 1836. Doscientos años después de su nacimiento y ciento cincuenta años después de la publicación de su famoso libro “El origen de las especies”, reconstruimos el viaje del naturalista alrededor del mundo y preguntamos a los científicos contemporáneos por qué sus ideas siguen siendo importantes hoy en día.

0 comentarios en «El paraíso perdido de Darwin»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.